La primera nación flotante del mundo aparecerá en el Océano Pacífico en 2020

El fundador de PayPal, Peter Thiel, tiene un plan radical: crear una nación flotante construida en el Océano Pacífico.

Tanto los hoteles, casas, oficinas y restaurantes, serán construidos en 2020 por Seasteading Institute, una organización sin fines de lucro, que espera “liberar a la humanidad de los políticos”.

El diario Dailymail aclara que en enero la firma hizo un trato con la Polinesia Francesa para establecer una nación experimental frente a su costa. Joe Quirk, presidente del Seasteading Institute, dijo que quiere ver “miles” de ciudades flotantes para 2050.

Es decir que podríamos conocer la creación de una nación independiente que flote en aguas internacionales y opere dentro de sus propias leyes.

La primera isla está siendo financiada por una moneda virtual, un nuevo concepto que está ganando popularidad en Silicon Valley, en el que el dinero es generado por las masas mediante la creación y venta de una moneda virtual.

Foto: La primera nación flotante del mundo aparecerá en el Océano Pacífico frente a la isla de Tahití en 2020. (seasteading)

La organización sin fines de lucro espera recaudar alrededor de 60 millones de dólares para 2020 para construir una docena de edificios.

Las estructuras contarán con ‘techos verdes’ cubiertos de vegetación y la construcción utilizará bambú local, fibra de coco, madera, metal reciclado y plástico.

Revelado por primera vez en enero, los planes han sido aprobados por el gobierno de la Polinesia Francesa, que ahora está creando una zona económica especial para que la nación flotante pueda operar bajo sus propias leyes comerciales.

El pequeño país, compuesto por una colección de 118 islas en el Pacífico sur, con una población de poco más de 200,000 habitantes, ha otorgado al Seasteading Institute 40 hectáreas de playa para operar. La Polinesia Francesa está interesada en el proyecto ya que el área está en riesgo por el aumento del nivel del mar.

Puede parecer un plan ambicioso, pero el grupo cree que las ciudades semi-independientes serían el lugar perfecto para probar nuevos modos de gobierno y métodos agrícolas.

El Sr. Quirk y su equipo han creado una nueva compañía, Blue Frontiers, que construirá y operará las islas flotantes en la Polinesia Francesa.

También señaló que se inspiró en construir una ciudad flotante, conocida como Seasteading, cuando fue al festival estadounidense Burning Man 2011.

El enorme evento, que atrae a 70,000 personas cada año, podría proporcionar un modelo para una nueva sociedad donde “las reglas no respeten sus parámetros habituales”, subrayó.

“Si pudieras tener una ciudad flotante, sería esencialmente un país de nueva creación”, declaró el Sr. Quirk.

¿QUIÉNES SON LOS ‘SEASTEADERS’?
Seasteaders es un equipo global diverso de biólogos marinos, ingenieros náuticos, acuicultores, investigadores médicos, inversores, ecologistas y artistas, informa el sitio web del Instituto Seasteading.

Su objetivo es construir islas flotantes para albergar granjas acuícolas, servicios de salud flotantes, islas de investigación médica y potencias energéticas sostenibles.

“Nuestro objetivo es maximizar la libertad empresarial para crear empleos azules para dar la bienvenida a cualquier persona al próximo nuevo mundo”, escriben.

El Instituto fue fundado en 2008 por el fundador de PayPal, Peter Thiel y activista, ingeniero de software y teórico de la política económica Patri Friedman, nieto del economista ganador del Premio Nobel Milton Friedman.

Foto: Los planes radicales, financiados por el fundador de PayPal, Peter Thiel, podrían ver la creación de un ‘país de nueva creación’. (Seasteading)

El Sr. Thiel, un capitalista de riesgo que cofundó PayPal, ha canalizado alrededor de un millón de dólares en el Instituto y anteriormente ha llamado Seasteading una “frontera abierta para experimentar con nuevas ideas para el gobierno”.

“Podemos crear una gran diversidad de gobiernos para una gran diversidad de personas”, expresó.

El Instituto Seasteading, ha pasado los últimos cinco años creando diseños para ‘comunidades permanentes e innovadoras que flotan en el mar’.

En 2012, poco después de que el Sr. Quirk se uniera al Seasteading Institute, escribió un artículo con Friedman titulado: “Seasteading: Cómo las Naciones Flotantes Restaurarán el Medio Ambiente, enriquecerán a los pobres, curarán a los enfermos y liberarán a la humanidad de los políticos”.

Afirman que la construcción de ciudades flotantes es el primer paso para cumplir “los ocho grandes imperativos morales”.

Foto: En una nueva entrevista, Joe Quirk, presidente del Seasteading Institute, dijo que quiere ver “miles” de ciudades flotantes para 2050, cada una de las cuales “ofrece diferentes formas de gobierno”. (seasteading)

Su acuerdo con la Polinesia Francesa, firmado en enero, especifica dos puntos que el proyecto debe probar antes de obtener la luz verde: debe beneficiar a la economía local y debe resultar ambientalmente amigable.

Incluso si logra demostrar estos dos puntos, el proyecto aún deberá ser aprobado por el gobierno local, y posiblemente por Francia, que posee el territorio.

Randolph Hencken, director ejecutivo del instituto, dijo en enero: “Lo que nos interesa es elegir la sociedad y tener un lugar donde podamos probar cosas que no se han probado antes”. Añadió: “estábamos buscando aguas protegidas, no queremos estar en mar abierto, es tecnológicamente posible pero económicamente escandaloso de pagar”.

Foto: La Polinesia Francesa, una colección de 118 islas en el Pacífico Sur, está interesada en el proyecto ya que el área está en riesgo por el aumento del nivel del mar. (seasteading)

“Si podemos estar detrás de un rompimiento de arrecife, entonces podemos diseñar plataformas flotantes que sean suficientes para esas aguas a un costo accesible”.

“No tenemos que empezar de cero ya que este es un proyecto piloto”.

“También tienen instituciones muy estables, por lo que podemos trabajar con un gobierno que nos quiere allí, que tenemos respeto y nos respetan”.

El borrador del proyecto de ley se elaborará el próximo año y se espera que la construcción comience en 2019. Las islas flotantes contarían con granjas acuícolas, centros de salud, centros de investigación médica y potencias energéticas sostenibles.

Foto: Los paisajes flotantes experimentales podrían probar nuevas ideas sobre cómo alimentar a los hambrientos, curar a los enfermos, limpiar la atmósfera y enriquecer a los pobres, dice la organización sin fines de lucro. (seasteading)

La primera ciudad se construiría sobre una red de 11 plataformas rectangulares y de cinco lados, por lo que podría reorganizarse según las necesidades de sus habitantes como un rompecabezas flotante, informó Quirk en enero.

Un informe de factibilidad de la firma de ingeniería holandesa Deltasync dijo que las plataformas cuadradas y pentagonales medirían 164 pies (50 metros) de longitud y tendrían lados de 164 pies de altura (50 metros) para proteger edificios y residentes.

Las plataformas estarán reforzadas y soportarán edificios de tres pisos, como apartamentos, terrazas, oficinas y hoteles por hasta 100 años, de acuerdo con los planes.

Foto: Un informe de viabilidad de la firma holandesa de ingeniería Deltasync dijo en enero que las plataformas cuadradas y pentagonales medirían 164 pies (50 metros) de longitud y tendrían lados de 164 pies (50 metros) de altura para proteger edificios y residentes. (seasteading)

Se prevé que entre 250 y 300 personas se postularán para ocupar la primer casa de la ciudad flotante.

El plan es que la ciudad flote justo fuera de la costa de una nación anfitriona, pero tenga un grado sustancial de independencia política.

La propuesta original era buscar aguas internacionales para establecer nuevas naciones, pero el Instituto se dio cuenta de que ubicar su ciudad frente a la costa permitiría a los habitantes ir a las “islas reales” y adquirir bienes, darles más refugio contra las tormentas y una mejor protección legal.

El Instituto dice: “Nuestro equipo interno ahora está activamente involucrado en la diplomacia con las naciones anfitrionas, argumentando que el alojamiento de una ciudad autónoma en sus aguas territoriales produciría importantes beneficios económicos, sociales y ambientales para sus ciudadanos”.

El informe de factibilidad apoyó la idea de que el proyecto es económicamente factible, con cada plataforma que cuesta menos de 15 millones de dólares que funciona a un precio similar al de Londres o Nueva York.

Foto: El informe de factibilidad apoyó la idea de que el proyecto es económicamente factible, con cada plataforma que cuesta menos de 15 millones de dólares. (seasteading)

En general, se predice que la primera ciudad flotante costará 167 millones de dólares.

Ya Thiel declaró en 2008: “Décadas a partir de ahora, quienes miren hacia atrás a principios de siglo entenderán que Seasteading fue un paso obvio hacia el fomento del desarrollo de modelos del sector público más eficientes y prácticos en todo el mundo”.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close