Revelan nuevos datos del asteroide “Calavera” cuyo retorno en 2018 ya está trazado

Un grupo de astrónomos está esperando que vuelva el embrujado asteroide que impresionó al mundo por mostrar una imagen similar a una calavera, cuando pasó rozando nuestro planeta la noche de Halloween de 2015. Se trata del asteroide 2015 TB145 Halloween.

Esperarán hasta noviembre de 2018, cuando hará su próximo acercamiento, anunció el equipo liderado por el Instituto Max Planck, al presentar un estudio de este extraño cuerpo rocoso, en la revista Astronomy Astrophisics.

Están interesados pues descubrieron “es mucho más grande que las primeras estimaciones basadas en mediciones de radar”. Ellos analizaron datos registrados por el telescopio infrarrojo VLT del Ovbservatorio Europeo Austral (ESO).

“En general, una caracterización física y térmica de alta calidad de un encuentro cercano con un objeto, a partir de datos de aparición de dos semanas no es fácilmente posible, destacó el Dr. Muller del Instituto Max Planck.

Por esta razón, añadió, en el documento “hacemos recomendaciones para mejorar las estrategias de monitoreo para eventos similares en el futuro”.

El asteroide pasó bastante cerca, y un tamaño inesperado puede ser un riesgo adicional para nuestro planeta.


Foto: Asteroide Hallowen Órbita calculada para el acercamiento del 31 de octubre de 2015 (NASA)

Ahora se sabe que el 2015 TB145 Halloween tiene una forma alargada de 640 por 720 metros, además rota sobre sí mismo cada 2,94 horas y refleja cerca de 5 a 6 por ciento de la luz solar que recibe.


Foto: Otra cara del asteroide Hallowen (NASA)

Se cree que el asteroide podría ser un cometa extinto que después de haber orbitado el Sol muchas veces, perdió su agua y otros materiales volátiles.

Para su próximo acercamiento a la Tierra en 2018, el equipo de investigadores, que incluye a Pablo Santos-Sanz, un astrofísico en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en España, dice que lo estarán esperando para mejorar el conocimiento de cáculos de masa y tamaño de objetos inesperados que puedan pasar rosando nuestro planeta.

“Durante esa aparición será fácilmente posible obtener una imagen de banda roja confiable”, señalaron Muller y Santos Sanz.

Los astrónomos esperan que en el futuro, con tamaños de telescopio superiores de 10 metros, uno podría estudiar asteroides Apollo comparables al 2015 TB145.

Los asteroides Apolo son los que tienen órbitas que regularmente se acercan a la órbita de nuestro planeta.

El 2015 TB145 pasó rosando la Tierra el 31 de octubre de 2015, a sólo 480,000 kilómetros de nuestro planeta, es decir un poco más que la distancia de la Luna (384.000 km).

Este fue el mayor acercamiento conocido de un objeto de este tamaño. En 2027, se espera que el asteroide 1999 AN10 (de 800 metros de diámetro) se acercará a nuestro planeta a una distancia igual a la que nos separa de Luna, alrededor de 380,000 km, según los datos del centro de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión de la NASA.

El trazado de la órbita del asteroide 2015 TB145 Halloween indica que volverá en 2018, en el mes de noviembre pero a una distancia bastante más lejana.

El 11 de noviembre alrededor de las 5:09, pasará a 40 millones de km de distancia, para después alejarse y reaparacer recién en los años 2082 y 2085.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close